Desde el Pie

Julio

Giordano

director-

Maestro de Escuela

Natalia Oreiro junto a Julio Giordano

Teatro Uruguay - Julio Giordano corresponsal por Desdeelpie Comunidad

Y EL TEATRO SIGUE VOLVIENDO…
COMO LA VIDA MISMA
“EL LOCO Y LA CAMISA”
AUTOR: Nelson Valente
DIRECCIÓN: Virginia Marchetti
ESCRIBE: Julio Giordano

Presentados los personajes en forma clarísima y contundente por el dramaturgo argentino Nelson Valente en esta historia, donde parecería tener añoranzas personales. Una familia disfuncional integrada por el padre patriarcal, aislado, hermético, proveedor, autoritario y afectivamente indiferente .La madre ama de casa servicial y sufrida ambos desconectados y hastiados; una hija de novia con un abogado de Carrasco (viviendo en La Tahona) viene a conocer a esta familia de clase media baja. Esto lleva a la chica en cuestión a avergonzarse de todo aquello que a su futura pareja puede resultarle “grasa” ejemplo las milanesas que ha preparado con mucho esmero la madre. El otro integrante del grupo es Beto, con alguna alteración mental, personaje fundamental en la caída de caretas que los demás hipócritas intentan esconder o negar directamente. Locos, niños y borrachos suelen decir las verdades crudas y él no sólo ve claramente el detrás de la familia, sino que también se da cuenta claramente que lo quieren con extremo humor silenciar a sabiendas que va a revelar las verdades tal cuál son..
Valente no le teme al naturalismo, bastante vapuleado en el teatro actual. No así en el lenguaje cinematográfico. Así es como toma vida esta resumida, pero fuerte historia a partir de una situación corriente va mostrando cuestiones serias de género: el sometimiento de madre e hija al patriarcal padre bajo distintas máscaras, la injusticia legal que muestra el novio, la falta de compasión y escrúpulos por los humildes y los ancianos.
Sus punzantes diálogos, el planteo de situaciones y sucesiones de hechos nos muestran una comedia costumbrista con toques negros y por momentos de tragedia que se hacen digeribles por las notas de humor que salpican el texto hábilmente escrito por Valente Una trama que fluye con intriga, precisión y verosimilitud se comporta y recrea algo muy parecido a la vida cotidiana y son tantos los temas abarcados que con alguno de ellos uno se identifica, provocando risas, no en mi, personalmente, tal vez por estar demasiado cerca de algunos de los temas de género abordados.
Es esta locura tan realista que Virginia Marchetti, su directora y puestista, equilibra hábilmente el acontecer de sus actores conduciéndolos a revelar su reseñable humanidad con suma prolijidad en movimientos escénicos. El padre autoritario en la piel de Álvaro Correa se muestra tal cuál lo describimos anteriormente. Un muy buen trabajo realista y con humor, Martha Vidal compone a la sufrida madre con una máscara y tono de voz, mostrando su sometimiento resignación y siempre en defensa de ese hijo “loco”. Ambos grandes trabajos actorales. Melina Gorzy con su frescura de joven actriz, trabaja con corrección a esa hija avergonzada que se niega bajo todos los medios a demostrar quién es socialmente. La capacidad interpretativa de Marco Mafrini nos pinta al yerno inescrupuloso y altanero que no esperará a subir para imponer a los demás su ley. Y todos ellos, a merced de ese CUERDO tan claro responsable de momentos inolvidables como cuando expresa “Tuve que pegar un tiro para generar una charla en esta casa” o propone jugar a buscar temas de conversación que interesen a todos , como muchas veces sucede en casi la mayoría de los hogares. Un trabajo limpio, sólido, que pudo caer en el estereotipo, pero que Matías Vespa compone en forma brillante con una clarividencia denunciante, haciendo caer todas las caretas y hablando sin filtros.. Unos de los mejores trabajos por parte de este ascendente joven actor uruguayo.
Gran virtud de la obra es la excelencia, veracidad y el minimalismo escenográfico pasando por la dramaturgia, actuaciones y dirección.
RECOMENDAMOS FERVIENTEMENTE VERLA
Va en “La Gringa” los sábados 15, 22 Y 29 de agosto a las 21 hrs

Teatro La Gringa, 18 de Julio 1236

Y EL TEATRO SIGUE VOLVIENDO…

EL CRUEL PRECIO DE SER UNO MISMO
“LA INCAPAZ”
Autor: CARLOS MARÍA DOMÍNGUEZ
Dirección: CECILIA BARANDA
Escribe: JULIO GIORDANO

A fines del siglo XIX Clara García de Zúñiga dueña de la casona donde hoy está el Museo Blanes (ex Quinta de las Duranas)fue víctima de una trampa planeada por su propia familia.
Con 9 años le presentan a quien sería su marido José de Zuviría, poderoso político argentino, quien estaba interesado económicamente. en este casamiento Con 14 años la casan con este hombre de 40 años. Víctima de violencia de género aún así tuvo tres hijos, vuelve a su Montevideo natal, pero la madre les quita los niños y a su vez su padre se los lleva nuevamente a Buenos Aires. Esto fue un gran golpe para Clara.
Mujer muy hermosa asistía a fiestas desenfrenadas para la época. Esto preocupaba a su familia, de la rancia y alta sociedad. Sus desbundes-para la familia y sociedad-era un atentado para el apellido. También luego comienza a verse con Enrique de las Carreras con quien tiene un hijo llamado Roberto. Es por ello que optaron por una decisión drástica, fría y despiadada En complicidad con profesionales (médico y abogado corruptos), la declararon loca e incapaz con burdos y absurdos fundamentos recluyéndola para aislarla de cualquier tipo de contacto social. Allí, adentro de aquella especie de cárcel, ésta desafortunada mujer paso un largo tiempo sola y abandonada mientras la familia disfrutaba de su inmensa fortuna. Probablemente Clara fallece en ese altillo.
Esta Clara García de Zúñiga, cobra vida en unipersonal que busca humanizarla y derribar mitos sobre su figura contando su propia historia de la mano de Carlos María Domínguez que busca resaltar los derechos a la libertad sexual, erótica y que su entorno niega mediante un juicio fraguado corruptamente. Con una capacidad única como dramaturgo de sintetizar resumir su larga y azarosa vida en menos de una hora.
La actriz Denise Daragnés se mete en cuerpo, alma y piel de esta mujer el forma magistral con movimientos y rostro mostrándonos esa aparente locura en su mirada, sus ojos y actitudes buscando, guiada por Baranda ser fiel a lo que esta mujer fue, con temores, desconfianzas, agresividades, risas y transgresiones. Nos traen a Clara nuevamente a su tiempo de encierro en el altillo que su familia construyó para aislarla de una sociedad de valores caducos y encorsetados que la juzgaba por su carácter libertino y apropiándose de su fortuna. Muestra intimidad también, dirigiéndose al público para luego “encerrarse” para narrar su propia historia.
Cecilia Baranda, su directora crea, con mucho acierto según puede verse un gran equipo con Daragnés partiendo de la base que Clara no tenía ninguna patología siquiátrica, sino que su entorno, madre, esposo golpeador y del cuál su madre estaba enamorada fueron trastornando su mente seriamente Acertadamente-para nosotros-Baranda no apela a la leyenda popular del famoso fantasma del Museo Blanes- sino mostrar con muchos aciertos la triste historia de vida de la mujer que fue. Ambas lo logran con creces, secundadas por una técnica de primera en la que las luces de Martín Blanchet son otro personaje, en intensidades, tonos y colores. Creando la atmósfera y climax de los distintos ambientes. El vestuario en tonos rojos y bordeaux va mutando en el decurso de la obra. Hay un espejo que es deslizado como mostrando las distintas caras y movimientos hacia todos los sectores.
En resumen un espectáculo ALTAMENTE RECOMENDABLE
Va en Teatro Circular, Sala 1. Sábados 21hrs y domingos a las 19 hrs.

Teatro Circular de Montevideo, Sala 1 Gral. Rondeau 1388
internal_server_error <![CDATA[WordPress &rsaquo; Error]]> 500