Cuento Erótico: “No digas nada”

Cómo todas las noches luego que los dueños de casa cenaron, comencé a dejar aseada la sala y me dirigí a la cocina, una vez más, agotada.

Era una sala con una mesada de mármol negra de esas muy costosas, bueno, todo era muy lujoso en realidad.

Sa señora de la casa estaba con jaquecas como todas las noches y se había tomado sus benditas pastillas que la hacían dormir profundamente.

Yo estaba muy exhausta ya casi terminaba mi jornada, mis piernas temblorosas ya no podían mantenerme en pie. De repente, siento apoyar unas grandes manos en mi cintura y al oído me susurran » no digas nada» …No llegué a darme vuelta cuando supe que era su voz, el dueño de la casa.

-Señor , le dije mientras él recorría con su lengua mi cuello …mi respiración aumentaba cada vez más .Mi cola se movía contra su verga muy lentamente pero presionando para sentirla.

Juro que estaba tan dura que mi excitación aumentaba tan rápido, hasta que me atreví y empecé a acariciarla toda con mi cara de loba hambrienta…seguí tocándosela un rato más, era tan grande que debí acariciar con ambas manos ya que mis manos son pequeñas.

¿Quieres que pare? Me preguntó, mientras me dio vuelta quitándome la blusa y apretando mis senos, estaba lleno de deseo y de ganas

Ni siquiera pude responder su pregunta porque fue tan fácil calentarme y seguir su juego, un hombre muy guapo y siempre tan perfumado.

Tenía mucha fuerza, me tomó y me sentó en la mesada chupándome cada rincón de mi vulva, con sus dedos penetraban mi vagina estrecha pero muy mojada. Mis labios se hincharon, mis senos crecieron, mi respiración ya eran gemidos de placer…

_ Cógeme! Le dije, ya no daba más necesitaba ser penetrada de una vez

Cuando le saco su pene no pude evitar lamerlo, saborearlo y disfrutarlo, ¡entreverados los gemidos y la fusión de dos cuerpos ardientes era el cóctel perfecto!

Me tomó del cabello y echó mi cabeza para atrás y ahí sentí cada centímetro penetrarme, yo chupaba sus dedos con ansias, se notaba que él tenía experiencia en hacer gozar a una mujer, bueno, al menos a mí.

Me dio unos cuántos bombeos sin parar y cada tanto sacaba su pene tocando mi clítoris con el glande , era como ver estrellitas de tanto placer, y de repente sentí morir…Fue entonces que tuve mi primer orgasmo sobre aquella mesada negra que ahora sabía a puro sexo.

 Siguió un poco más hasta que sentí todo su semen en mi vagina, calentito, abundante …me apresure y saque de mi caliente vagina diciéndole: – Dame un poco en mis pechos que quiero sentir tu leche, le dije desesperada y accedió con gusto derramando toda su delicia sobre mis flamantes senos. Quedamos sudorosos y un poco calenturientos, por la adrenalina que causaba aquella aventura peligrosa.

.- NO DIGAS NADA. -me dijo y se fue a su alcoba.

Me arreglé la ropa, seguí con mi labor, aseando la mesada, pero mis piernas seguían temblando y asombrada de que me haya encontrado el punto G a la primera, de correrme repetidas veces en su boca y en sus manos, de sentir el sabor dulzón de tu semen en mi lengua y ese calor húmedo resbalando entre mis nalgas.

Y esta vez no lo había soñado.

LO PEOR ES… QUE QUIERO MÁS

NETFLIX: innovarse para progresar por Mito Macondo

Todo empezó en el 1997, cuando Reed Hastings, un experto informático, olvidó de devolver sus películas alquiladas a la tienda de video club; y pagar una multa de 40 dólares por el olvido, no sólo enojó mucho a Reed, sino que lo hizo buscar una solución para no volver a pasar por lo mismo.

Leer Más >>

Partió el primer vuelo de la campaña antártica de verano 2022-2023

La aeronave Hércules C-130-H de la Fuerza Aérea partió este miércoles 30 desde la base aérea n.° 1 de Carrasco, en un vuelo que trasladó a la dotación permanente Antarkos XXXIX, integrada por personal militar, científicos y técnicos de organismos estatales, además de la tripulación. En la presente campaña se desarrollarán 15 proyectos vinculados a la ciencia, de universidades nacionales e internacionales.

Leer Más >>

Desde el Pie Cultura:  Tales de Mileto por Mito Macondo

Todo tenía una explicación, y eran, los Dioses. Para la religión griega, todo era producto de los Dioses. Los truenos eran provocados por la furia de Zeus. Las olas por Poseidón y siempre así. Más de 500 años después, gente, del estilo más naturista comenzó a buscarle una explicación lógica a todo y así nacieron los Logos. Que en griego significa razón. Y era lo que hacían. Buscarle una razón a todo. Los primeros pensadores.

Leer Más >>
Resumen
Cuento Erótico; No digas nada
Nombre del artículo
Cuento Erótico; No digas nada
Descripción
Cuento erótico escrito por la sexóloga Ivana Cabrera para una lectura nocturna para Desde el pie Comunidad
Autor
Publisher Name
Desde el pie Comunidad
Publisher Logo

2 comentarios en “Cuento Erótico: “No digas nada””

  1. Nada como seducir la mente y eso se hace con inteligencia. Gracias Ivana por compartir lo que sientes. Por lo menos a mi me lo hiciste sentir. ¡Me imaginé un delicioso Hentai!

  2. Tremendo cuento, cómo transimitis cada detalle te hace sentirlo e imaginarlo a flor de piel, hiciste volar la cabeza, seguí así, me encantó, felicitaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *